MÁS CONTENIDO

jueves, 1 de agosto de 2019

ADVIERTE BARBOSA QUE NO LE TEMBLARÁ LA MANO PARA COMBATIR LA CRIMINALIDAD Y REGRESAR LA PAZ A PUEBLA

 + Anuncia el nuevo gobernador de Puebla auditorías a los gobiernos anteriores porque no es legal toda la deuda ni todas las obligaciones de pago heredados que, en total, ascienden a 44 mil millones de pesos 


+ EXTRA
Puebla, capital | Un gobierno progresista con rostro humano y participación ciudadana, prometió para Puebla el gobernador Miguel Barbosa Huerta, al garantizar que recuperará la confianza ciudadana, cristalizará la igualdad entre la sociedad y propiciará su felicidad.

Al emitir un mensaje con motivo de su toma de protesta como nuevo mandatario estatal, dio por terminada la coyuntura política en el estado, afirmando que es tiempo de gobernar para enfilar a Puebla, de manera conjunta con la sociedad y los tres Poderes del Estado, a la cuarta trasformación que está viviendo el país.


Arropado por poblanos que se dieron cita en el Auditorio Metropolitano y ante la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien asistió en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador, el mandatario estatal aseguró que su gobierno se caracterizará por la austeridad, honradez, transparencia y por el combate a la corrupción.

“Puebla está esperanzada con la llegada de nosotros al ejercicio del poder público, espera mucho del gobierno que vamos a ejercer, no podemos fallar”, expuso.
Flanqueado por los presidentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Héctor Sánchez, y el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Gabriel Biestro, el titular del Poder Ejecutivo local aseguró que, a diferencia de gobiernos y políticos del pasado, él no caerá en la tentación de controlar la vida política, social y económica del estado.

“Nunca más el poder para la venganza, nunca más para llevar a cabo espionaje, nunca más el poder para la infamia, para la persecución, nunca más el poder como modelo de negocio y forma de enriquecimiento”, dijo.

Ofreció ser aliado de los diputados locales y de las autoridades del TSJ para alcanzar beneficios legales y jurídicos en beneficio de los poblanos, prometiendo para ambos poderes una relación institucional, de autonomía y sobre todo de colaboración.

En materia de seguridad, Barbosa Huerta afirmó que a su gobierno no le temblará la mano para combatir la criminalidad a fin de devolverle la paz y la tranquilidad a los poblanos, mediante la adquisición inmediata de mil patrullas, incrementando el número de policías, profesionalizando a los elementos y dotándoles de equipo y tecnología.

Reconoció el importante número de personas en situación de pobreza y marginación, no obstante, resaltó la capacidad productiva de Puebla, por lo que ofreció a la iniciativa privada trabajar de manera conjunta para la reactivación económica de la entidad, guiados por un Plan de Desarrollo Regional Estratégico.
Al declararse aliado de los inversionistas, de su estabilidad y certidumbre, Barbosa Huerta anunció la integración de una subsecretaría especializada que se encargará de promover al estado en México, en América Latina y el mundo, tras revelar que están aterrizando nuevas inversiones en el estado, en donde afirmó que no continuará la política de “moches”.

Por otro lado, anunció la apertura de los expedientes de las personas que están detenidas bajo la modalidad de delitos del fuero común, pero que en realidad se encuentran en esa situación por cuestiones políticas y sociales: “no más presos políticos encubiertos”.

Advirtió que el gobierno estatal, a través de la Consejería Jurídica, eliminará mediante decreto al Organismo Público Descentralizado (OPD) Ciudad Modelo para devolver sus derechos y autonomía a los municipios involucrados.

Barbosa Huerta anunció la realización de auditorías a los gobiernos anteriores luego de señalar que la deuda y las obligaciones de pago del estado ascienden a 44 mil millones de pesos y “no todo lo que se debe es legal”, dado que se construyeron obras con sobreprecio y de mala calidad.

También informó que para el próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso del Estado presentará una propuesta de Ley de Participación Ciudadana, que permitirá que la sociedad civil, los colectivos y las organizaciones civiles dar su opinión sobre la forma de cómo se está ejerciendo el poder público.

Agregó que se iniciarán los Martes Ciudadanos, en los que él y los integrantes del gabinete estatal saldrán a las explanadas de sus oficinas para atender directamente a los ciudadanos, y en un periodo de dos meses los equipos de las secretarías deberán acudir a las diferentes regiones del estado.
Por último, Barbosa Huerta garantizó que trabajará para estar a la altura de las demandas ciudadanas, dedicando todo su esfuerzo y capacidad para que Puebla haga historia y alcance un mejor futuro.

Al acto asistieron el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón; la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero; el director del IMSS, Zoé Robledo Aburto; el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, Santiago Nieto; el director general de la CFE, Manuel Bartlett; y la titular del Sistema Nacional DIF, María del Rocío García.

Asimismo estuvieron presentes, Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena; Mario Delgado Carrillo, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y Coordinador del Grupo Parlamentario de Morena; Alberto Anaya Gutiérrez, líder nacional del PT; Gerardo Fernández Noroña, vicecoordinador de la bancada del PT en la Cámara de Diputados; Ricardo Monreal, coordinador parlamentario de Morena en el Senado de la República; y el presidente del PVEM, Carlos Puente.

También asistieron los gobernadores de Hidalgo, Omar Fayad; de Veracruz, Cuitláhuac García; de Tlaxcala, Marco Antonio Mena; de Chiapas, Rutilio Escandón; el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa; empresarios locales y nacionales; presidentes municipales; dueños de medios de comunicación y sociedad en general.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario