viernes, 8 de diciembre de 2017

EXIGEN VECINOS RESPETO A SUELO ARQUEOLÓGICO DE CHOLULA, BLOQUEADO POR CONCIERTO DE ROCK



+ EXTRA
San Andrés Cholula.- La asociación civil Cholula Viva y Digna emplazó a los ayuntamientos de San Pedro y San Andrés Cholula a presentar los permisos del Instituto Nacional de Antropología e Historia y el estudio de impacto ambiental para, a su vez, permitir un concierto de rock de 12 horas y la tala de una veintena de árboles a unos metros del Patio de los Altares, la pirámide mayor y el santuario de la virgen de los Remedios, este último aún en reconstrucción por los daños causados por el temblor del 19 de septiembre.

A dos días del espectáculo, al que ingresarán unos 40 mil espectadores, integrantes de la agrupación exigieron una explicación sobre el bloqueo de la vía pública porque los escenarios y espacios destinados a los asistentes bloquean las calles 9 y 11 Oriente de San Pedro, así como la 4 y 6 Poniente de San Andrés, impidiendo a los visitantes y vecinos utilizar la escalinata de ascenso al santuario.

Consultados al respecto, personal del INAH confirmó que la Coordinación de Arqueología, a cargo de Eduardo Merlo Juárez, otorgó hace dos semanas aval para el uso del perímetro de la zona arqueológica con la condición de evitar excavaciones, ni colocar publicidad ni sanitarios cerca de las estructuras prehispánicas.
Denuncian riesgo para el patrimonio y violación a las garantías de los cholultecas
Previo a la conferencia de prensa, realizada afuera del área cercada con muros de madera y metal, los activistas de Cholula Viva y Digna sostuvieron una discusión con los encargados del montaje que impedían a estudiantes, deportistas y turistas caminar por los lugares habituales, afectando sus garantías individuales.

“Nosotros tenemos permiso del ayuntamiento de San Andrés Cholula. Con ellos tienen que arreglárselas”, argumentaron, los empleados, algunos con acento centro americano.
La investigadora Elvia de la Barquera y Adán Xicale, integrantes de Cholula Viva y Digna, responsabilizaron a la administración de Leoncio Paisano Arias de permitir, sin justificación, la tala de siete árboles adultos y una docena de arbustos.

A este ecocidio, recordaron, hay que sumar el corte de otros cincuenta árboles adultos para las obras de remodelación de los alrededores de la zona arqueológica, hecha por el gobierno estatal, pero con autorización del alcalde Leoncio Paisano Arias.
Al autorizar el concierto que se llevará a cabo durante doce horas seguidas del sábado, los ayuntamientos de San Pedro y San Andrés Cholula muestran que están más interesados por cobrar por los permisos que en acatar las recomendaciones de prevenir daños con vibraciones a los edificios prehispánicos y al santuario de Los Remedios, cambiando la vocación del suelo de arqueológico y agrícola para un evento que calificaron como “circense”.

Tan solo, recordaron, a los representantes católicos les fue prohibido el uso de cohetes y bandas de música para salvaguardar la integridad del santuario, mientras que a los organizadores del Festival Catrina se les ha permitido apropiarse del espacio de los cholultecas, movilizar camiones con toneladas de equipo y un concierto que producirá vibraciones peligrosas para el patrimonio.
La investigadora del INAH, Elvia de la Barquera, advirtió que la falta de árboles en esta zona ha modificado el medio ambiente necesario para la conservación de la pirámide y del resto de los edificios prehispánicos, por lo que están en mayor peligro por la reciente tala y el volumen de la música del próximo sábado.

Recordó que los decibeles permitidos para fuentes fijas y móviles en zonas urbanas es de 62 a 84, pero en el concierto se excederán los 110, contrario a la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas e Históricas que protege esta área ubicada en los límites entre San Pedro y San Andrés Cholula.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario