miércoles, 4 de octubre de 2017

ENCABEZA VIRGEN DE LOS REMEDIOS PROCESIÓN POR LA PAZ, LA UNIDAD Y LA RECONSTRUCCIÓN DE CHOLULA

+ EXTRA
San Pedro Cholula.- Entre aplausos fue recibida la imagen de la virgen de Los Remedios al entrar en hombros de los católicos a la Capilla Real.

La patrona de Cholula salió unos minutos antes de la Casa de la Cristiandad, donde es albergada intacta desde la tarde del 19 de septiembre, momentos después que el temblor derrumbó la punta de las dos torres de sus santuario, ubicado en la cima del Tlachiualtepetl, cerro hecho a mano que cubre la gran pirámide.

Cargada por los fieles recorrió el primer cuadro de la ciudad, entre padres nuestros y alabanzas, pero también entre porras de los vecinos que celebraron su intercesión para que el terremoto no causara muertes y más destrucción en la región.

A la puerta de la Capilla Real, con su techo de 49 cúpulas, la virgen de Los Remedios recibió la bienvenida del párroco Miguel Viveros Téllez.

Después de echar agua bendita a mayordomos, fiscales y tiachcas, así como a los devotos que integraban la procesión, la virgen de Los Remedios ingresó por pasillo central de la Capilla Real y fue colocada por sus cargadores a un costado del altar.
Ahí, de frente a los católicos de barrios y juntas auxiliares de Santa Isabel, San Andrés y San Pedro, la virgen presidió la misa rogativa por la paz y la unidad de las tres Cholulas.

“Se está convirtiendo una sana tradición la procesión y la misa por la paz la unidad de las Cholulas, como hicieron un día nuestros antepasados, cuando no llovía y llegaba la sequía, y con ella consecuencias de muerte, de hambruna, enfermedades y de penurias”, recordó el párroco Miguel Viveros Téllez.
“Así como nuestros antepasados alzaron sus ojos de amor y de fe a la santísima virgen de Los Remedios para rogar y remediar estos males, nosotros, ahora pedimos una solución, una respuesta a la división por la falta de paz, a la violencia y a la injusticia que existe en el mundo”, dijo, al referirse también al tiroteo sucedido en Las Vegas, en Estados Unidos.

Al recordar las consecuencias del sismo de hace dos semanas, Viveros Téllez lamentó que hoy los católicos y sus templos atraviesan por una situación difícil.

“Estamos descorazonados por las iglesias afectadas”, reconoció.
“Por eso, vamos a pedir a la Virgen de los Remedios, que junto con la paz y la unidad de nuestros pueblos, así como la del mundo entero, nos de las bendiciones que necesitamos y conceda la fe y la fuerza para reconstruir nuestra iglesia material y espiritual”, subrayó.

Al terminar la misa, la imagen de la patrona de Cholula regresó nuevamente a su hogar temporal, entre rezos, cánticos y porras.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario