viernes, 29 de septiembre de 2017

EXIGEN PADRES DE FAMILIA REGRESO DE PRIMARIA LÁZARO CÁRDENAS

+ Rechazaron sugerencias de la SEP de reubicar temporalmente a sus hijos en el turno vespertino de la primaria Juan C. Bonilla o en el parque Xelhua, y aceptaron la propuesta del alcalde José Juan Espinosa de instalarse provisionalmente en el edificio que ocupaba la Tesorería Municipal, a un costado del CELMA

+ EXTRA
San Pedro Cholula.- ¡Nooooooo¡, fue la respuesta rotunda de los padres de familia a la propuesta de autoridades estatales de reubicar en otros planteles a los alumnos de la primaria Lázaro Cárdenas, única institución de este municipio que requiere reparaciones mayores o tal vez una demolición, a consecuencia de daños causados por el temblor de la semana pasada.

“La queremos de regreso, aunque se tarden en las obras”, pidió con vehemencia un ex alumno que recordó que en tres años el centro educativo cumplirá medio siglo de existencia en pleno centro de la ciudad, y de donde muchas generaciones han salido.

Incluso, mamás, abuelitas, hermanos, tíos y papás demandaron la firma de una carta compromiso entre ellos y la Secretaría de Educación Pública a fin de garantizar la reapertura de la escuela en el mismo lugar, a cuadra y media de la gran pirámide y del santuario de la Virgen de Los Remedios que perdió las puntas de sus dos torres durante el movimiento telúrico.

Al medio día del jueves, los tutores de los estudiantes de la primaria urbana General Lázaro Cárdenas participaron en una reunión con el alcalde José Juan Espinosa Torres, la coordinadora de Desarrollo Educativo, Dolores Parra Jiménez y el delegado de la Secretaría de Gobernación, Humberto Baltazar.

Sentados en una centena de sillas acomodadas al pie de la escalinata del santuario de la virgen de Los Remedios escucharon con tristeza y resignación que “la Lázaro” -como la llaman con cariño- es el único edificio educativo con afectaciones severas en San Pedro Cholula, provocadas por el sismo del 19 de septiembre.

También una escuela de la junta auxiliar de Santa María Acuexcomac está en riesgo, pero porque colinda con la iglesia dañada, y entre ambos inmuebles no existe una barda de separación, explicó el presidente municipal, José Juan Espinosa Torres.

El edil recordó que la institución, ubicada en la 6 Norte, entre 2 y 4 Poniente, tiene muros de adobe y techos altos, condiciones que provocaron desprendimientos y afectaciones en las lozas.
“Así, las autoridades no podemos permitir el regreso a clases de sus hijos en este edificio”, señaló ante la intranquilidad de los padres de familia.

En consenso con la titular de la Corde 05 y ex alcaldesa, Dolores Parra Jiménez, José Juan Espinosa Torres dijo que el ayuntamiento y la SEP tenían tres propuestas para que los niños continuaran sus estudios.

Las primeras dos sugerencias enfrentaron el rechazo inmediato: trasladar a los estudiantes al turno vespertino en la primaria Juan C. Bonilla que se encuentra a dos cuadras o instalarlos provisionalmente en aulas móviles en la explanada del parque Soria, frente a la gran pirámide.

Los padres solo aceptaron la tercera opción que representa la ocupación temporal de oficinas rentadas por el ayuntamiento, donde se encuentra actualmente el área de adquisiciones, informática y algunas bodegas.

El lugar se encuentra a un costado del Centro Escolar Miguel Alemán, en la 3 Poniente, entre 5 y 7 Sur, pero también a unos metros del Centro de Reinserción Social.

Sin embargo, esta fue la propuesta que convenció a la mayoría de los padres de familia que insistieron en todo momento en la recuperación de “La Lázaro”, donde ellos estudiaron y donde quieren que sus hijos terminen la primaria.
“Ahora la pelota está en la cancha de la SEP y de la Secretaría de Gobernación”, dijo José Juan Espinosa Torres, al pedir a su antecesora, la coordinadora de Desarrollo Educativo y al delegado de Gobernación, encargarse de los trámites necesarios para reubicar temporalmente la primaria al inmueble que renta el ayuntamiento por 25 mil pesos mensuales.

El alcalde consideró que la permanencia de los alumnos en las oficinas municipales será de unos cuatro meses, una vez que el Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos dictamine si solo se hacen reparaciones profundas o se demuele por completo el plantel.

Por los recursos no se preocupan, dijo a los padres de familia, porque, además de los fondos que destinará el gobierno estatal, el ayuntamiento canalizará dinero del programa escuelas al 100 que aún no se utilizaban, explicó.

“Si, pero nos regresan nuestra escuela. Vamos a firmar una carta compromiso para asegurar que vamos a recuperar la primaria”, reiteraron los padres de familia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario