miércoles, 2 de agosto de 2017

QUITAN ESTORBOS DE LAS CALLES DE SAN PEDRO Y SAN ANDRÉS CHOLULA

+ EXTRA
Cholula.- Ante la sorpresa de los vecinos, principalmente comerciantes, integrantes de la asociación civil Poder Antigandalla retiraron objetos que bloqueaban la vía pública en San Pedro y San Andrés Cholula.

La mayor parte de los “mostrencos” –objetos sin dueño conocido- fueron recogidos pacíficamente y posteriormente entregados en el Juzgado Calificador, donde, los posibles propietarios pueden recuperarlos, si se identifican y demuestran la pertenencia.

Sustentados en el Bando de Policía y Buen Gobierno, miembros del Poder Antigandalla de San Andrés Cholula, apoyados por compañeros de Guadalajara y de la ciudad de México, levantaron de las banquetas y arroyo vehicular desde anuncios metálicos, cajas de cartón y garrafones, hasta “trafitambos” que son cilindros de plástico utilizados por las corporaciones policiacas y departamentos de obras y servicios públicos para alertar a los automovilistas.

Solo en San Pedro Cholula la brigada “antimostrencos” se topó con una fuerte resistencia del representante del sitio de taxis Cisne, Jaime Cisneros, que se oponía a que se llevaran los conos de plástico naranjas que coloca regularmente para impedir el estacionamiento de autos particulares en el espacio que renta al ayuntamiento, a una cuadra del zócalo.

El transportista cambió de actitud al llegar un elemento de la Comisaría de Seguridad Pública que confirmó que el bloqueo de la vía pública es, efectivamente, una infracción al Bando de Policía y Buen Gobierno.

Los integrantes del Poder Antigandalla recorrieron hoy la avenida de Las Torres y el bulevar del Niño Poblano de San Andrés Cholula, así como las calles del primer cuadro de San Pedro Cholula.

“No queremos causar molestia, pero hay que formar buenos ciudadanos y recordarles que no deben bloquear la vía pública”, explicaron los miembros de la asociación civil.

Ante la molestia e incredulidad de los infractores, precisaron que su actuación está fundamentada en el Bando de Policía y Buen Gobierno de los municipios que contempla sanciones de entre mil y mil 500 pesos por impedir la libre circulación en las calles.

Ante la exigencia de presentar una “orden” para llevarse los objetos, los activistas contestaban que no era su obligación, pues solo cumplían con un deber cívico, pero sobre todo señalaron a los inconformes que es su obligación conocer la ley y cumplirla.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario