miércoles, 23 de agosto de 2017

APARECE SOCAVÓN EN CALLE EN REPARACIÓN DE SAN ANDRÉS CHOLULA


+ EXTRA
San Andrés Cholula.- Un socavón de aproximadamente cinco metros de profundidad se abrió en la calle Atzala, a una cuadra del acceso al periférico ecológico, donde el ayuntamiento introduce desde hace nueve meses un colector pluvial.

Mientras los vecinos acusan deficiencias en las obras por parte de la constructora Pycsa y falta de supervisión de las autoridades, el contralor municipal, Héctor Huerta Calvario, anunció una investigación para determinar las causas del hundimiento.

Abordado de manera informal durante la supervisión de los hechos, el funcionario municipal consideró que el hoyo de entre seis metros de largo por cuatro de ancho puede ser resultado de una filtración de agua, pues en el subsuelo corre una línea de drenaje y una pluvial, ambas muy antiguas.

Pero, también cabe la posibilidad de una negligencia, aunque la verdadera razón se determinará mediante un peritaje especializado, puntualizó.
Estuvo a punto de irse al fondo un camión de pasajeros
Según testigos, el socavón se abrió repentinamente alrededor de las 21:15 horas del martes, después de pasar un autobús intermedio de la línea Puebla-Cholula.

“La tierra se abrió cuando terminaban de pasar las llantas traseras del camión. Todos salimos a ver qué pasaba porque se escuchó un fuerte ruido. Solo alcanzamos a ver que el conductor del intermedio se bajó para advertir a los autos que venían detrás”, comentaron.

Por la caída de la tierra, se destruyeron colectores nuevos que acaban de introducirse y que fueron retirados en el transcurso de este miércoles.
Tardanza de las obras provoca quiebra de negocios y molestias a vecinos
En un recorrido por la calle Atzala, comerciantes y vecinos se quejaron por la tardanza, aparentemente inexplicable, de la colocación de un colector pluvial de aproximadamente metro y medio de diámetro desde noviembre del 2016.

Los trabajos se realizan entre la prolongación de la 4 Oriente y la 22 Norte que conduce al periférico ecológico y al conocido como Puente de la Virgen.

Los habitantes lamentaron que el retraso en los trabajos han provocado el quiebre de una pequeña plaza comercial, el cierre de una decena de establecimientos, además de frecuentes accidentes de ciclistas y automovilistas en las zanjas abiertas y alcantarillas mal colocadas.

Además, señalaron que los vecinos de las casas y fraccionamientos sufren ahora inundaciones que antes no sucedían porque las alcantarillas están tapadas desde hace meses.
Encargados de negocios, amas de casa y padres de familia afirmaron que es difícil establecer comunicación con las autoridades municipales o los encargados de obra que dejan sin supervisión a los trabajadores que utilizan el mismo material para cubrir las excavaciones y no se preocupan por sustituir la tubería de drenaje en mal estado.

“Desde hace un mes el alcalde Leoncio Paisano nos prometió que se terminaría la obra y, en realidad, va muy atrasada y al parecer tardará aún más”, protestaron.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario