martes, 14 de marzo de 2017

MARCHAN VECINOS EN RECHAZO A RED DE AGUA POTABLE EN TLAXCALANCINGO

+ EXTRA
San Andrés Cholula | Con una caminata desde su población hasta la Presidencia Municipal, vecinos de San Bernardino Tlaxcalancingo rechazaron de manera tajante la introducción de la red de agua potable en las calles de la junta auxiliar.

Argumentaron que la obra es impuesta por la administración de Leoncio Paisano Arias sin consultar a los habitantes, además que resulta innecesaria porque todas las casas cuentan con pozos y porque las autoridades municipales planean concesionar el servicio, como en la capital poblana.

Portando un par de lonas con las leyendas “El agua es nuestra y no se vende” y “No al agua potable en Tlaxcalancingo, alrededor de 60 personas salieron al medio día de este martes del centro de su población hacia la cabecera municipal.

Caminaron un tramo de la carretera federal a Atlixco y después la radial Zapata hasta llegar a la plaza principal, donde, mediante altavoces, dieron a conocer públicamente que solo eran una comisión encargada de informar a las autoridades municipales el rechazo categórico a la red de agua potable.

Explicaron que el pasado fin de semana, sostuvieron una nueva asamblea pública en la que ratificaron la oposición total a este proyecto y determinaron buscar alternativas para mejorar el suministro de agua potable en San Bernardino Tlaxcalancingo, como la instalación de un sistema de pozos de absorción para recargar los mantos acuíferos.
En entrevista, Esteban Elias Coatl, integrante de la comisión de vecinos, dijo que fueron recibidos por el secretario general del ayuntamiento Daniel Anteliz Magaña, en ausencia del alcalde Leoncio Paisano Arias.

Indicó que dicho servidor público ofreció recibir, junto con regidores y funcionarios, a representantes de los pobladores el próximo jueves 23 de marzo para escuchar su postura sobre el proyecto de instalar ductos de agua potable y drenaje en Tlaxcalancingo.

Sin embargo, adelantó que en dicha reunión ratificarán su negativa a la obra que, en conjunto con la red de San Antonio Cacalotepec, representan una inversión federal, estatal y municipal cercana a los 77 millones de pesos.

“Si no respetan la voluntad del pueblo tomaremos otras medidas, como cerrar vialidades, tomar la Presidencia Municipal o parar las obras”, advirtió, al comentar que en este momento los trabajos avanzan a los lados de la carretera federal Puebla-Atlixco, pero en cuanto comiencen a realizarse en las calles de la junta auxiliar podrían detener la maquinaria.

Oposición tiene tintes políticos, dice regidor
En entrevista previa, el regidor de Gobernación, Fausto Rojas Romero, consideró que la oposición a la obra tiene un trasfondo político.

Recordó que el mismo grupo que ahora rechaza este proyecto es el mismo que frustró la construcción de una unidad deportiva y un Centro de Salud de Servicios Ampliados en el centro de la comunidad.

Aunque omitió mencionar al partido político que está detrás de las protestas, vinculó a los inconformes con la asociación civil Cholula Viva y Digna que, mediante acciones de resistencia ha logrado detener afectaciones al patrimonio arqueológico de la región.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario