miércoles, 8 de marzo de 2017

APENAS TERCERA PARTE DE MUJERES DENUNCIAN AGRESIONES

+ EXTRA
San Pedro Cholula | Solo la tercera parte de las vecinas de este municipio que sufren algún tipo de ataque físico o sicológico denuncian penalmente a sus agresores por temor a una represalia contra ella o sus hijos, o se desaniman por la lentitud del proceso judicial.

Sin embargo, el personal de la Comisaría de Seguridad Pública y de la Unidad de Atención a la Violencia de Género del ayuntamiento mantiene contacto permanente con las afectadas a fin de prevenir una nueva falta a sus garantías individuales.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Monserrat Morales Lozada, guardia ciudadana e integrante de la Unidad de Prevención del Delito, dio a conocer que desde hace ocho meses, tras la creación de los organismos municipales especializados en la preservación de los derechos femeninos, han atendido 60 casos de agresión a habitantes de este municipio.


De tal cantidad, apenas 20 víctimas se animaron a levantar una denuncia o una constancia de hechos, y las demás prefirieron mantenerse calladas. Solo dos casos han concluido con el divorcio o el castigo al ofensor, lamentó.

“El miedo es la principal causa del silencio de las víctimas. Tienen temor a enfrentar otro ataque o que les quiten sus hijos. Otras se desesperan y desisten”, comentó Monserrat Morales Lozada, integrante de las Guardias de Bien, egresada de la carrera de Ciencias de la Comunicación.
En entrevista, la joven de 24 años que ha comenzado a estudiar Leyes para mejorar su desempeño, pide a las habitantes de San Pedro Cholula confiar en los organismos municipales encargados de atender casos de violencia de género. “Deben saber que no están solas. Nosotros las apoyamos desde el momento en que son lesionadas en el cuerpo o la mente. Brindamos acompañamiento ante dependencias judiciales e incluso a terapias o las canalizamos a instituciones dedicadas a brindar atención sicológica”, destacó.

Monserrat Morales Lozada, dedicada también a impartir pláticas de prevención del delito a estudiantes y comités vecinales, considera que su trabajo es difícil porque la sociedad aún tiene prejuicios y desconfianza hacia la capacidad de las mujeres que ayudan a las integrantes de su mismo género.

Pero, destacó, paulatinamente, las mujeres están ganando espacios y demostrando sus talentos y aptitudes para hacer respetar los derechos femeninos. No obstante, consideró que la labor requiere de la participación de toda la población, en conjunto.

“Es un trabajo duro, pero satisfactorio. Tenemos hora de entrada, pero no de salida. Hay ocasiones que cumplimos turnos de diez horas, pero hay días en que no dormimos las 24 horas porque atendemos y revisamos varios casos”, comentó la integrante de las Guardias de Bien, quien mencionó que el número telefónico para solicitar apoyo de este tipo es el 3 10 10 98, que también funciona como celular y recibe mensajes por WattsApp.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario