miércoles, 5 de agosto de 2015

MAL CLIMA PUDO CAUSAR ACCIDENTE EN EL QUE MURIÓ INSTRUCTOR DE AVIACIÓN

+ La avioneta se desplomó en su regreso a Puebla, procedente de Córdoba, Veracruz
+ EXTRA
San Andrés Cholula | Condiciones climatológicas adversas podrían ser la causa del accidente en el que falleció el instructor de la escuela de aviación 5 de Mayo, Román Ignacio Carreón Sánchez, al impactarse la aeronave en la regresaba, la tarde del lunes, procedente de Veracruz.

Las verdaderas causas del accidente se conocerán hasta terminar los peritajes que practican las autoridades aeronáuticas, dio a conocer el director general del centro educativo, Manuel Pérez Iñigo, al confirmar el rescate del alumno José Maximiliano Altamirano Saínz “únicamente con una lesión en un brazo y algunas quemaduras, por lo que después de su hospitalización la tarde del martes se encuentra estable y a punto de recuperarse”.


Esta tarde, a través de un comunicado de prensa, Pérez Iñigo expresó su consternación por la pérdida de un valioso miembro de su equipo de instructores, así como reconfortados por el pronto hallazgo del alumno y su estable salud.

“En más de 36 años de operaciones, nuestra institución nunca había sufrido un accidente con resultados fatales como el que ahora lamentamos, ya que siempre nos hemos caracterizado por ser una institución responsable y por lo mismo segura, sin embargo, en esta ocasión si sufrimos los riesgos propios de nuestra actividad”, puntualizó.

“Solo nos queda seguirnos esforzando por brindar a nuestros alumnos y sus familiares, la calidad educativa y seguridad que hasta el día de hoy nos han caracterizado”, agregó.

En el boletín, el director de la escuela de aviación 5 de Mayo precisa que el 3 de mayo, aproximadamente a las 13:45 horas, la aeronave Cessna 150, matrícula XB ZUU, propiedad de la institución, despegó del aeropuerto de Huejotzingo para realizar un vuelo de instrucción con destino inicial a la ciudad de Tehuacán, tripulado por el instructor de vuelo, el capitán Román Ignacio Carreón Sánchez y el alumno José Maximiliano Altamirano Saínz.

Posteriormente, tal como es permitido para este tipo de vuelos, decidieron continuar su práctica hacia la ciudad de Córdoba, Veracruz, solicitando y obteniendo el permiso de las autoridades correspondientes.

Fue a su regreso a Puebla, cuando se perdió el contacto con la aeronave, activando las alertas ante un eventual accidente.

La madrugada del 4 de agosto se iniciaron las operaciones de búsqueda y rescate dirigida por el capitán Manuel Pérez Iñigo, auxiliado por pilotos y aeronaves de la misma escuela, así como helicópteros de los estados de Puebla, Veracruz y México, dando como resultado, esa misma mañana, el hallazgo de la aeronave impactada, el cuerpo sin vida del instructor y al alumno ileso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario